CROSSHELMET X1, el casco que esta a otro nivel

Novedades

CROSSHELMET X1, el casco que esta a otro nivel.

CrossHelmet X1, el casco de moto del futuro, que ya es una realidad. Visión de 360º, reducción de ruidos, navegador GPS integrado, iluminación LED y mucha tecnología para mejorar la seguridad de los motoristas.

Cada año se pueden ver desfiles de nuevas motocicletas que incluyen nuevas tecnologías en sus diseños, por lo que el CrossHelmet quiso igualar la situación y desarrollar un equipamiento que se adapte a las necesidades de andar en el camino.

El elemento más distintivo de este Crosshelmet X1 es sin duda alguna el campo de visión a 360º que ofrece. Esto es posible gracias a la cámara insertada en la parte trasera del casco y a la pantalla transparente (y plegable) head-up que está colocada en el interior del casco, a la altura de la frente para poder consultar qué tenemos detrás con sólo mirar hacia arriba. La cámara cubre un ángulo de 170º con una resolución de 1280×720. Lo mejor de todo esto es, obviamente, que desaparecen los ángulos muertos y que uno, si quisiera podría consultar con menos regularidad los espejillos, suponiendo que veas algo más que tus propios codos.

Haciendo uso de esa pantalla en la que poder mostrar distintos elementos, Crosshelmet ha aprovechado para mostrar información de todo tipo como navegación por GPS (paso a paso, con varios destinos para montar tus rutas, distancia y tiempo hasta la meta final), una brújula o la previsión del tiempo.

El modelo 2018, está diseñado para mejorar o reducir los sonidos ambientales dependiendo de las necesidades del motociclista. La reducción del ruido de los caminos, motores y vientos puede ayudar a reducir el cansancio, tiene conectividad Bluetooth y una aplicación para el Smartphone dedicada que le proporciona un control completo de su casco con un solo toque.

Las ventajas de utilizar un teléfono junto al X1 son varias. Han desarrollado una aplicación para Android e iOS para ampliar el rango de uso y posibilidades. Uno de los puntos más curiosos es la función CrossSound Control, en otras palabras, un control de sonido ambiental. Con él podemos elegir qué sonidos o ruidos queremos silenciar y cuáles escuchar con mayor atención gracias a un filtro de cuatro canales. Configurándolo nuestras necesidades podemos eliminar el ruido de una zona urbana, el rodaje de los coches, el viento… pero seguir dejando entrar el de un claxon o una sirena de un vehículo de emergencias. En la app podremos guardar una configuración determinada para usar cuando queramos. Funciones como ésta se podrán activar os desactivar fácilmente desde el panel táctil del casco, sin necesidad de sacar el teléfono.

También te habrá llamado la atención la forma curiosa del caso, ¿cierto? Además de incluir los avances más arriba citados, querían ofrecer una experiencia más cómoda sin arriesgar la seguridad del usuario. Esta forma más ovalada exterior se traduce en un campo de visión un 30% mayor que en un casco tradicional, además mayor espacio entre la pantalla y la nariz y la boca, manteniendo la fijación a la altura de la barbilla.

Siendo precisos, el X1 mide 363 mm de largo (más de lo normal), 274 mm de ancho y 315mm de alto. La calota está fabricada en policarbonato y el casco se queda en 1,780 gramos, es decir, poco más de 100 gramos de lo que puede pesar un casco tipo jet tradicional.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.