¿Las motos y el póker?

¿Las motos y el póker?

23 agosto, 2018 0 Por Moto Revista CR

¿Las motos y el póker?

Hay una curiosa y estrecha relación entre las motos y el póker.

Dos mundos que aparecen completamente opuestos, sin embargo, están mucho más unidos de lo que puede parecer, y en el momento en que descubras las dos historias que te vamos a presentar, entenderás por qué.

Y es que aunque a simple vista las motos y el póker no tienen nada que ver, especialmente porque los moteros se caracterizan por tener un espíritu aventurero y viajero, mientras que los jugadores de póker lo hacen por su rutina sedentaria y por su alta capacidad de concentración, verás que no son tantas las diferencias.

Detrás del estilo de vida de ambos, existen varias similitudes. La primera es que para triunfar tanto en el mundo de las motos como en el del póker, tanto la constancia como la profesionalidad desempeñan un papel protagonista.

El claro ejemplo lo tenemos en dos ases de ambos deportes: por un lado Valentino Rossi, y por otro Adrián Mateos, un español que con 23 años es el actual número 1 de póker del mundo.

Los dos para llegar a lo más alto han dedicado prácticamente todas sus vidas a ello, hasta el punto de hacer de ambas profesiones una religión, con miles de horas de entrenamiento y estudio de sus rivales.

Thomas Wenski

Thomas Wenski es una de las personas que más siente la locura por el mundo de las motos y del póker. Se trata de un arzobispo del estado norteamericano de Florida, que aunque evidentemente siente devoción por Dios, la comparte con otras dos pasiones: la moto y el póker.

De hecho, Thomas Wenski creó en el año 2013 la “Archbishop’s Poker Run”, con otros moteros pertenecientes a su diócesis. Una iniciativa benéfica con la que Wenski se sube a su Harley-Davidson Street Glide junto a otros 60 parroquianos, para recorrer un total de 60 millas.

Durante ese recorrido, se realiza algo similar a una yincana, donde los 60 parroquianos deben ir parando en diferentes puntos con el objetivo de recoger unos naipes que, una vez llegan a meta, deciden quién ha sido el ganador de esta peculiar yincana, en función de la jugada que haya conseguido completar cada uno.

El ganador obtendrá como premio una tarjeta regalo de 500 dólares para Harley-Davidson, mientras que cada participante deberá realizar una donación de 25 dólares a la Catholic Charities St. Luke’S Center de Miami.

Sin duda, una original iniciativa que no hace más que dejar claro que el póker y las motos están más unidas de lo que puede parecer.

thomas

Jonathan Salamon

Otra apasionante historia es la de Jonathan Salamon, un joven y aventurero francés que un día decidió dejarlo todo para dedicarse a viajar por todo el continente americano encima de su moto. ¿Imaginas cuál fue su forma de financiación? Exacto, el póker.

Salamon siempre había tenido el sueño de recorrer su continente de origen, y como él mismo afirma, el póker se le daba muy bien. Ahí fue cuando se le encendió la bombilla, comenzando en 2013 lo que bautizó como el “World Poker Trip”.

Un viaje que terminó tras recorrer más de 40.000 kilómetros, conocer 14 países y pasar dos años, tres meses y 28 días subido a la moto.

La aventura la comenzó en Brasil, país donde las cosas no le pudieron ir mejor en las mesas de póker. En el país carioca ganó diferentes torneos que le permitieron contar con un buen colchón económico, y de allí viajar a Paraguay.

Las cosas no empeoraron, hasta el punto de que consiguió suficiente dinero como para comprarse una nueva moto. Una Benelli a la que bautizó con el nombre de Parkinson.

A partir de ahí, Salamon recorrió Argentina, Perú, Bolivia, Nicaragua, Colombia, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Honduras, El Salvador, Guatemala y México, poniendo fin a su viaje en Las Vegas, como no podía ser de otra forma.

jonathan

Y tú, ¿también compartes la pasión por el póker y las motos?

Créditos:  https://www.pontgrup.com